Adultos mayores en desamparo por empleos informales

Deimos Sánchez

Ante la falta de empleos formales y el crecimiento de fuentes informales que no garantizan una pensión o jubilación para el adulto mayor, en Oaxaca este sector vive en total desamparo.

Otros, aseguran que con la pensión que reciben no les alcanza para vivir tienen que buscar otras alternativas de vida para subsistir.

Además uno de los principales obstáculos que se encuentran aparte de encontrar un quehacer laboral, es lidiar con los conductores del transporte público quienes con prepotencia y “majaderías” les niegan la validez de su tarjeta del “Lincen”.

De acuerdo a estudios revelados por economistas, en Oaxaca sólo una de cada diez personas que conforman la población adulta mayor cuenta con una pensión para vivir, el resto depende de los recursos de programas de asistencia social y del empleo informal.

Hasta el 2015 en Oaxaca se contabilizaban 321 mil 135 personas mayores de 65 años, y representan el 8 por ciento de la población total; de cada cien habitantes, ocho son adultos mayores, indican datos de la Dirección General de Población de Oaxaca (Digepo).

Dentro de este mismo segmento de población no económicamente activa, 40 por ciento se dedicaba a los quehaceres domésticos y sólo 10.5 por ciento es pensionado o jubilado como doña Mirna Sánchez quien no cuenta con una pensión mucho menos con apoyo social.

Sin embargo, en Oaxaca de acuerdo con datos del Inegi, el 85.4 por ciento de los jóvenes ocupados tienen un empleo informal y se hace más notorio cuando su escolaridad es baja, esto a futuro traerá un grave problema para el estado, ya que las futuras generaciones no contarán con un recurso para enfrentar su vejez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *